Con la Blogosfera Sanitaria Vasca

El pasado martes 13/12/11 me reuní con dieciséis blogueros de la sanidad vasca. Y cuando hablo de blogueros me refiero a personas que trabajan en el ámbito sanitario vasco y que publican en Internet: en blogs, wikis o redes sociales. Dieciséis blogueros y yo. Pero yo no era el número diecisiete, porque la verdad es que yo todavía no me considero un “bloguero”, pues hace muy poco que he comenzado mi andadura personal en la red; así que estuve, sobre todo, escuchando. Y escuché a profesionales que con muchas ganas e ilusión –y alguna frustración– están intentando utilizar nuevos canales para comunicar mejor con la ciudadanía y con sus propios colegas. Y al final de la reunión acabé con tantas notas y sugerencias que tendré que invertir algunos días en ordenarlas y reflexionar sobre ellas.

Mi objetivo inicial al convocar esta reunión fue conocer de primera mano cómo diferentes profesionales estaban abordando, desde dentro de nuestra organización y desde abajo hacia arriba, la comunicación sobre sus actividades y asuntos de interés social y sanitario a través de Internet. Y me encontré con pediatras, especialistas en medicina familiar y otros profesionales que me relataron con pasión sus esfuerzos y sus trabas, sus percepciones y, a veces, sus decepciones… pero siempre con ánimo combativo, con rabiosa autonomía y a la vez con respeto y lealtad hacia la sanidad pública vasca. Ese ímpetu, esas ganas, esa disposición permanente al diálogo, ese estar en las trincheras y a la vez pensar en el futuro… me reafirman en que lo mejor de nuestro servicio de salud son sus profesionales, en vivo o en Internet.

A este primer encuentro acudieron Raquel Benito, Miren E. Palacios, Rubén García Pérez, Gesain, Rafael Olalde Quintana, Idoia Alcorta, Marilis Gonzalez, Iñaki Etxebarria, Rafael Rotaeche, Rubén Fernández Martín, Jesús Larrañaga Garitano, Alberto Ortiz de Zárate, Alfredo Alday, Ramón Ugarte, Ibone Renteria y Jesús Arranz. Y con todos ellos, y con los que en adelante se vayan incorporando, vamos a constituir un foro permanente en el que poder dialogar entre pares, para construir propuestas y para analizar actuaciones y resultados; para establecer un canal a través del que la información deberá fluir desde los profesionales… y hacia ellos. Hemos puesto así la piedra angular de una comunidad repleta de individualidades críticas y de ánimo colaborador, que en parte, desde ahora, será una comunidad 2.0, pero que hace tiempo es una comunidad de personas y emociones.

Conforme este incipiente proyecto se vaya desarrollando os lo iré contando. De momento quiero dejar patente mi satisfacción y mi apoyo. Y el esfuerzo lo vamos a ir poniendo entre todos. En tanto, yo pongo las fotos [veréis en ellas que el que se sienta en el sitio del consejero no es siempre el mismo “Rafa” :)]

 

Conflicto “sanitario” con La Rioja

Todas las Comunidades Autónomas atienden a pacientes de zonas limítrofes desde hace décadas. Es de sentido común que sean atendidos por los especialistas más cercanos aunque sean de una Comunidad Autónoma vecina.

En septiembre, repentinamente y sin previo aviso, el Gobierno de La Rioja comenzó a rechazar a pacientes de la Rioja Alavesa, a los que prestaba atención especializada desde hacía décadas. El rechazo en sí ya es grave pero aún lo es más al ser una decisión unilateral y no informada a Euskadi. Son los propios pacientes y clínicos de la Rioja Alavesa quienes después de un mes informan a Osakidetza.

La  pretensión de La Rioja es colocarse en una situación de fuerza negociadora usando a los pacientes como rehenes. Jamás en la historia de la democracia los pacientes habían sido utilizados de esta forma.

La Rioja exige contraprestaciones económicas. Y lo hace después de que durante 10 años Euskadi, de forma solidaria, haya apoyado a esta Comunidad Autónoma en numerosas iniciativas, entre ellas la creación de su centro de transplantes renales, y les haya ofrecido servicio desinteresado en numerosas especialidades clínicas de las que la sanidad riojana no dispone.

Es, sin duda, una situación compleja y muy grave, creada por el Presidente de La Rioja y que afecta a los principios éticos más elementales así como al de cohesión nacional.

Esto sucede en noviembre, en época preelectoral. Y en ese contexto los partidos políticos de Euskadi se pronuncian mayoritariamente en contra de la actitud del Gobierno de la Rioja.

Desde que tuvo conocimiento de la situación, el Departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno Vasco siempre ha llevado la iniciativa.

De forma inmediata comienza la derivación de los pacientes a los que La Rioja niega atención hacia Vitoria-Gasteiz para que reciban la atención sanitaria requerida en el Hospital Universitario de Araba. Esto obliga a traslados de hasta 80 kilómetros en lugar de ir a un hospital situado a 10/15 minutos de sus hogares.

Y, al mismo tiempo, comienza a negociar con el Gobierno de La Rioja, exigiendo que la condición sine qua non para tener cualquier diálogo debía ser la vuelta a la normalidad y que se atendiera en Logroño a pacientes de ciertos municipios de la Rioja Alavesa.Es inadmisible utilizar a los pacientes como rehenes y así se le hizo saber al Gobierno riojano.

Después de numerosas reuniones infructuosas y numerosas declaraciones cruzadas sobre este asunto, algunas de ellas sumamente desafortunadas cuando no insultantes, queda patente que el Sr. Sanz prefiere seguir usando como rehenes a los pacientes de Rioja Alavesa. Y prácticamente la misma historia se repite entre La Rioja y Navarra.

Ante tanta intransigencia, el día 1 de Diciembre el Departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno Vasco decide romper las conversaciones con La Rioja y elevar el conflicto al ámbito nacional, ya que la lógica exigida por La Rioja de transacciones económicas por la atención rompe el acuerdo tácito nacional y desencadenaría un mercado sanitario absurdo entre todas las Comunidades Autónomas . Eso engendraría mas burocracia y más gasto en procesos no clínicos.

El PSOE y el PP, tanto en Euskadi como en España, entienden que efectivamente es un problema que puede desencadenar un efecto dominó en todo el Estado y presionan a Pedro Sanz de diferentes formas para que cambie de actitud.

Sólo el PNV aprovecha el momento para atacar e intentar debilitar al Gobierno Vasco, en lugar de denunciar la situación provocada por La Rioja. Las declaraciones del PNV van en el sentido de que hemos tenido que recurrir al ámbito nacional para que se presione más. Interesante comentario. ¡Debe ser diferente al “ámbito nacional” al que el PNV acude un día sí y otro también!

Todos los partidos de Euskadi han intentado buscar soluciones, todos han intentado presionar a La Rioja salvo el del señor Urkullu. Era demasiado bonita la ocasión para desgastar al Gobierno Vasco. ¡No la desaprovechemos! ¡Todo vale ¡Asociémonos al Sr. Sanz y aprovechemos sus maniobras¡ Y tanta es la apreciación mutua, que el Sr. Sanz declara que ¡esto ya se habría solucionado si estuviera el PNV en el Gobierno Vasco! Espero que alguien analice esa relación, porque francamente es sorprendente.

Fin de semana 3-4 de Diciembre: la presión de los demás partidos, vascos y estatales, y nuestro anuncio de romper negociaciones cambian las cosas y La Rioja acepta volver a ver a los pacientes de la Rioja Alavesa.Tres días después se firma un preacuerdo que permite buscar espacios de negociación entre Euskadi y La Rioja SIN pacientes como rehenes y asegurando que tal cuestión se verá en el Consejo Interterritorial, en la primera ocasión posible.

Una vez más, al día siguiente de la firma de este acuerdo, nuevas críticas-declaraciones del señor Urkullu, alguien que desconoce cualquier detalle de lo ocurrido y de cómo se ha negociado, alguien que es el presidente del unico partido que no ha aportado solución alguna, para avanzar en este conflicto con su amigo Sanz. ¡”Bengoa no ha defendido a los pacientes Alaveses”!, dice.

Está claro que le ha escocido que sí lo haya hecho.